Ve a la escuela y saca 100 para que obtengas un trabajo

“La pereza viaja tan despacio que la pobreza no tarda en alcanzarla”- Benjamín Franklin
La tortuga siempre llegará al final de la carrera, a menos que no sea una carrera de tortugas. Esta simple analogía, la comparo con el modo de vida que la mayoría de los ciudadanos transita. Mientras que unos son empleados de las mejores empresas, otros son desempleados y no tienen ni un cinco para poder sustentarse. Pienso que la segunda opción es la que te hará rico, independientemente de los obstáculos que te enfrentes al día a día sin embargo hay que utilizar la conciencia y las inteligencias disponibles en tu interior. Como se remarcaba en el articulo anterior, la crisis según Einstein, de la tragedia surge la brillantez.
 Desde pequeños nos dicen nuestros padres “Ve a la escuela, estudia mucho, saca buenas calificaciones para que un día tengas un trabajo bien remunerado”. Que pasa con esto? Nuestros idolatras en los primeros años de vida, es decir, nuestros padres, nos guían hacia un camino en donde no tienen fin hacia la riqueza absoluta y desde ahí se origina el rompecabezas que todos conocemos como pobreza. Uno tiene que saber responder en la incertidumbre del mundo actual. Me explico, en los años 60s y 70s surgió una era llamada industrial, nacieron empresas solidas como Ford, GE, entre otras. Y a partir de ahí, otras empresas de otros giros empezaron a replicar el mismo estilo de trabajo: mismas horas, mismas estructuras, mismos horarios, mismos salarios, misma infraestructura. Con el pasar de los años, el sistema sigue siendo el mismo que hasta en la actualidad se sigue impartiendo las mismas bases. Es explicito la falta de creatividad de las empresas que trabajan bajo el mismo esquema. Y todo esto causa un impacto en los pensamientos de los trabajadores de esas empresas: “Tienen el mismo modo de pensar que de hace 50 años”. Pienso que el ser humano, debe vivir conforme a lo que pasa en la actualidad. Actualmente, vivimos en la nueva era de la información. Mucha gente esta aprovechando de los recursos informáticos para obtener ingresos pasivos, saber que puedo replicar mi talento mas de 3 veces es increíblemente eficiente. Desgraciadamente, las generaciones pasadas tienen la idea que trabajar es correr hacia la oficina, cargar bultos de carpetas , levantar tubos de aceros, etc.
Mientras que los desempleados, pueden simplemente acceder a la red y aprender cursos que verdaderamente te van a servir para implementar un sistema que genere ingresos pasivos. Simplemente, hay que estar actualizados de como se manejan los nuevas tecnologías. Si te pones a pensar, los desempleados tienen una variable mas valiosa que los empleados; el tiempo. Obviamente, los desempleados tienen la crisis de conseguir dinero a como de lugar para comer, pagar luz, agua , etc. Si se trabaja inteligentemente, no en una empresa sino en el ordenador, cualquiera pudiera conseguir atravesar la crisis a través de ingresos y seguir obteniendo la misma cantidad de tiempo disponible en le día. Eso tiene mas valor que un simple cartón que dice !Felicidades por tu 100!.
Sin lugar a duda, uno lo que lo hace poderoso es la habilidad de conseguir tiempo para poder hacer lo que queramos como estar con la familia, viajar, salir a comer, etc. Hay que exprimir el computador para que genere esos ingresos y no tenerlo como la maceta mas cara de la casa. Que rico, levantarse y saber que mientras dormía usted genero mas de $1000 dólares. El apalancamiento surge desde la perspectiva del individuo. Si ha usted lo enseñaron a que debe ir a la escuela para trabajar 50 horas la semana, obtener un fondo de ahorro y un seguro de gastos médicos extraordinario, tendrá que hacer un mayor esfuerzo entonces. Te enseñaron lo mismo tus padres?? Comenta abajo.
Estoy seguro que la mayoría de las empresas trabaja bajo un régimen de productividad por debajo del 40% y es por la ineficiencia del sistema engendrado en la era industrial. Sugiero que se debe desafiar mas al individuo interno que todos tenemos, porque la mayoría de los países en latinoamericanos no tienen otra perspectiva que el ir a trabajar hasta que te despidan. Mejorar nuestro pensar con nuevas tecnologías es lo que podemos hacer, sacarle provecho a lo que tenemos en nuestras narices para desarrollar activos y poder construir una base económica. No cabe duda, que la pobreza es la suma de horas mal utilizadas.

 

Febrero 2015, © Lázaro Quintanilla Salinas

Deja un comentario