Me puedes interrumpir, porfavor !

“Hablar es el arte de sofocar e interrumpir el pensamiento.”- Thomas Carlyle, gran historiador británico y una de los principales críticos de la reina Victoria.
Que es mejor pensar o hablar? La pregunta detonante que determinara hacia donde quieres ir en la vida. El destino esta marcado por nuestros deseos y estos tienen que desarrollarse a través del tiempo. La interrupción de los pensamientos es un hecho que ocurre frecuentemente en los países latinos. Sabiendo que por cada tarea que interrumpimos toma 50% mas de tiempo y 50% de probabilidad de realizar un error ,que de una no interrumpida. Una vez que el cerebro se adapta al flujo del pensamiento, somos mas propensos a concentrarnos totalmente sin que nadie nos distraiga.
Sin embargo, pienso que se da por el tipo de persona. Es decir, no va ser lo mismo el flujo de pensamiento de un profesor a la de un jefe de producción. Donde el profesor busca encontrar el camino hacia una solución por medio de un conciencia intencional , mientras que la de un jefe de trabajo buscara encontrarla por medio de la colaboración de su equipo laboral ósea su gesticulación de sonidos vocales. Desde esa perspectiva quisiera partir el escrito del presente articulo. Que es lo quiero ser para obtener mi sueño.?
Por un lado, en la escuela me enseñaron a que una persona debe tomar ciertas pausas dentro de un horario de clases establecido. Me explico, en una clase de mi carrera universitaria, la maestra nos daba 10 minutos para descansar, ir al baño, checar el celular, mails y demás. Pero que es lo que pasa con nuestra mente? al terminar los 10 minutos , estaremos listos realmente?. Una vez mencionado lo anterior, pienso que es todo lo contrario. La mente perdería todo flujo construido al inicio de la clase y volvería tener que tomar otra vez el camino una vez interrumpido. Y eso lo vi claramente con los profesores con doctorado, ya que se notaba una mente mucho mas trabajada que los demás. Estos profesores, usualmente, tienen a sus propias recepcionistas dependiendo de su estatus de investigador. Ellas son la clave de sus éxito en sus tesis, investigaciones y clases. Cada vez que un alumno quería una asesoría, la recepcionista agenda una hora para dialogar con el. El tiempo de concentración es mas eficiente para ellos, ya que no se les interrumpe para nada. Imagínate yo, un alumno novato, preguntándole como se integra una ecuación. Totalmente, un acto estúpido para desperdiciar su flujo de razón. Cada vez que interrumpimos a alguien, toma en promedio 23 minutos para encarrilarse de vuelta a su tarea original, mas otros 30 minutos para entrar en el flujo de los pensamientos para ser lo mas productivo otra vez. Impresionante, no crees?
 En cambio, en la zona laboral es otro mundo. No me creas, pero es totalmente lo opuesto. Ahí, tu deber es interrumpir a cualquiera que se te encuentre en camino. Hasta pareciera que existiera señalamientos diciéndote prohibido no interrumpir. Mas allá del tipo de trabajo, la mayoría tiene que estar interrumpiendo una a otra debido a la carencia de conocimiento en una área en especifico. Que pasa con los jefes? Sus subordinados tienen que estar manteniendo al corriente con todo detalle, y viceversa. Lo que crea un “stop” en el pensamiento del jefe para construir o mejorar ciertas áreas de oportunidad. Si bien es cierto, el colaborar en equipo crea una retroalimentación mas efectiva. Pienso que esta actividad debe hacerse de manera intencional, ya con un objetivo presente, mientras que las juntas sin razón de mejora son ineficientes. No conozco ninguna persona que pueda estar pensando en termodinámica, mientras que minutos después responda correctamente cuestiones de contabilidad. Toma tiempo llegar a concluir de forma razonable.
 Las interrupciones, en este articulo, son de minutos, pero que pasa cuando son días, semanas u hasta meses. Que estamos haciendo con nuestra vida?. Existen economías encaminadas a la quiebra debido a la falta de educación. La educación cada vez se vuelve mas obsoleta al valorar los famosos días “asuetos”. Quien dijo que los asuetos deberían ser días, y no horas o minutos?
 Evidentemente, el poder es el que remarca el destino de la gente. Si queremos combatir contra ello, necesitamos menos interrupciones y mas razonamiento.

 

Febrero 2015, ©  Lázaro Quintanilla Salinas

One Response to “Me puedes interrumpir, porfavor !

Deja un comentario