Mil preguntas ante una decisión

“El dia de hoy no hace falta hacer una pregunta”- personaje social, la cual genero oportunidades para miles de personas.
 Como lo dice la cita previa, las decisiones inteligentes son las que más nos preguntamos, hasta llegar probablemente un momento donde se eludira hacernos más cuestionamientos. Y es ahí donde nace lo que yo llamo como asertividad. El valor de asertividad es indispensable para toda aquella persona que busque tomar decisiones idóneas. El otro día, tuve la oportunidad de platicar con una periodista llamada Sofía, la cual se me hizo amable su personalidad. Tuvimos una charla amena donde el principal tema de la mesa era el: Que estas haciendo de tu vida?. Durante la cena, respondi a todas sus preguntas y ella respondió a todos mis cuestionamientos, sin embargo hubo una que se me quedo bien grabada, la cual fue: ¿Que te dicen las personas antes y después de la entrevista?. Ella me respondió “el tipo de conversación que se lleva antes y después de una entrevista con una persona publica depende de la personalidad de esta. Por ejemplo, un actor tiende hacer polémico con sus comentarios para sacar publicidad. Pero cuando tengo una figura política tiende ser mas abierta, por que la mayoría de su trabajo es estar sobre los reflectores de la mayoría de las personas. Ahora, algo me llama la atención es que todos, sino es que la mayoría, me preguntan al ultimo después de todo el “show” de la entrevista es … ¿todo bien? “. Después de haberme comentado tal relato, me pregunte ¿Porque las personas “publicas” tienen esa personalidad insegura ante las cámaras? Saber decidir que si no estropee con un comentario, que mi gestos no fueron los adecuados, que estuvo la respuesta bien ejecutada, que estuviera encendido el micrófono , etc.
Es importante recalcar que las decisiones impactan un determinado periodo de tiempo. Existen decisiones que generan una ejecución de 1 hora y existen otras decisiones que pueden tomar años en darse, claro, siempre con una finalidad. Por ejemplo, cuando una persona en la vida laboral le dan la opción de entrar a una área administrativa o a una área de planta industrial. Una decisión remarcara una duración que impactara en su vida profesional. Al igual, el senado de la republica lo ve a cada rato. Tenemos infinidad de propuestas que si se lleguen a tomar una de ellas, afectaran indiscutiblemente a toda una nación. Recientemente, me dieron la noticia que el grupo Erasmus Mundus, fundado por la Unión Europea, me ofrece una beca completa (50,000 euros) para irme a estudiar el post-grado con doble titulación en Francia. Único mexicano dentro de la categoría de becas a países en desarrollo para estudiar y descubrir nuevas alternativas en el área de alimentos. Estudiar con gente talentosa de países africanos y latinoamericanos en la rama de los alimentos. Probablemente, quedarse a trabajar en una empresa de Francia y vivir un par de años. Una beca totalmente exuberante ante mi pensar, ya que también ofrece pagar por mis costos de viaje, comida y residencia por 2 años. Hace un par de años estudie el idioma francés para conseguir esta beca, sabia que un día la iba conseguir. Trabaje duro para comprender libros y ejercicios en francés, horas dejadas para obtener los documentos requeridos por Erasmus Mundus, pedir cartas de recomendación de los mejores profesores en Latinoamérica, pasar exámenes y obtener buen promedio.
 Sin embargo, también existe mi profundo amar al emprendimiento social. Quisiera generar un cambio en el pueblo de las raíces de mi sangre, Bravo. Población que observo trascendencia de un “multiplicador”. Y que mejor devolver con tecnología y conocimiento toda esa gente que lo necesita. Existen muchas áreas de oportunidad que con cierta dedicación y trabajo duro se pueden lograr cosas trascendentes en esa sociedad.
 Hoy en día, inunda el cuestionamiento de que destino quiero escribir en mi historia. Vivir con una calidad de vida inconmensurable o vivir para guiar un proyecto hasta una sociedad?. Indudablemente, mi vida de bienestar, profesional, amorosa, financiera y familiar; recaen sobre la misma respuesta que podría impactar el resto de mi vida. Estoy en búsqueda de esa respuesta que declina la arrogancia e ignorancia para obtener superación personal, sino que sentido le encontrarías a la vida. Los invito a que cada día se pregunten: ¿Que estoy haciendo para encontrar ese sentido de la vida?, ya que al final para eso venimos a este mundo.
¿todo bien?

 

Marzo 2015, © Lázaro Quintanilla Salinas

Deja un comentario