Tu Parabola de los Talentos

“Tus deseos y sueños serán determinados por la disposición que busques obtenerlos” Octavia Butler
En diferentes párrafos religiosos, se pueden encontrar un fantástico interés en el desarrollo personal. El significado de tales párrafos recaen en lo que piensan las personas. En este caso, en la biblia se encuentra un texto denominado ” La parabola de los talentos”. Me gustaría aclarar que este articulo no se escribe con el propósito de persuadirlos a seguir un tipo de religión, es solo el simple hecho que nuestros antepasados empezaron a ver frutos por medio de su propio desarrollo.
La parabola de los talentos es una de las historias que Jesús enseña sobre la moral. A pesar de que la palabra talento, comúnmente, se refiera literalmente al dinero es lógico que el significado se pueda expandir en otras áreas.
 Aquí esta la historia, Evangelio según Mateo 25, 14-30:
Un hombre estaba a punto de partir a tierras lejanas, y reunió a sus servidores para confiarles todas sus pertenencias. Al primero le dio cinco talentos de oro, a otro le dio dos, y al tercero solamente uno, a cada cual según su capacidad. Después se marchó. 
El que recibió cinco talentos negoció en seguida con el dinero y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo otro tanto, y ganó otros dos. Pero el que recibió uno cavó un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su patrón. 
Después de mucho tiempo vino el señor de esos servidores y les pidió cuentas. El que había recibido cinco talentos le presentó otros cinco más, diciéndole: «Señor, tú me entregaste cinco talentos, pero aquí están otros cinco más que gané con ellos.» El patrón le contestó: «Muy bien, servidor bueno y honrado; ya que has sido fiel en lo poco, yo te voy a confiar mucho más. Ven a compartir la alegría de tu patrón.» 
Vino después el que recibió dos, y dijo: «Señor, tú me entregaste dos talentos, pero aquí tienes otros dos más que gané con ellos.» El patrón le dijo: «Muy bien, servidor bueno y honrado; ya que has sido fiel en lo poco, yo te confiaré mucho más. Ven a compartir la alegría de tu patrón». 
Por último vino el que había recibido un solo talento y dijo: «Señor, yo sabía que eres un hombre exigente, que cosechas donde no has sembrado y recoges donde no has invertido. Por eso yo tuve miedo y escondí en la tierra tu dinero. Aquí tienes lo que es tuyo.» 
Pero su patrón le contestó: «¡Servidor malo y perezoso! Si sabías que cosecho donde no he sembrado y recojo donde no he invertido, debías haber colocado mi dinero en el banco. A mi regreso yo lo habría recuperado con los intereses. Quítenle, pues, el talento y entréguenselo al que tiene diez. Porque al que produce se le dará y tendrá en abundancia, pero al que no produce se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese servidor inútil, échenlo a la oscuridad de afuera: allí será el llorar y el rechinar de dientes.»
Esta historia remarca distintos hechos que hacen interesante aplicar la búsqueda del desarrollo personal.
Primero, cada uno de nosotros nacemos en una distinta posición, algunos nacen en abundancia (con 5 talentos) y otros nacen en la escases (1 talento). Sin embargo, lo que importa no es lo que nos dejaron sino lo que hacemos para darle importancia. Jesús hace hincapié en que la diferencia de estar en una posición con mas talento, a estar en una de menor talento es irrelevante . Una persona genera 5 talentos, mientras que otra obtiene 2 talentos. Pero los dos son felicitados de la misma manera por haber obtenido el 100% de ganancia.
Es un excelente ejemplo de como debe ser tratado el ser humano. Piensa que vas hacer con lo que haz obtenido desde tu posición de inicio. Si recibiste los 5 talentos desde el inicio, no te a voraces con la idea de que te encuentras arriba del promedio. Pienso que si tienes mas talentos, tienes mayor responsabilidad de dar lo mejor de ti. Por el contrario, si eres de esas personas que naciste con 1 talento. Evalúate a ti mismo y piensa que puedes hacer con lo que tienes a pesar de que parezcan pequeños los beneficios.
Otro aspecto interesante de la parabola es en la confianza de nuestros talentos, como fue la inversion de todo su oro para cuidar de sus propios servidores. Es un acto degradante dado que el termino de riqueza de talentos es considerado posesión de bienes materiales en lugar de riqueza interna.
Lo grandioso de la parabola es la incógnita : Que hubiera pasado si uno de los servidores perdiera parte de sus talentos invertidos ?. Sabemos que existe una pista al mencionar al 3er servidor ” Servidor malo y perezoso”. Después se refiere a que es un servidor inútil e inservible. Estas frases utilizan un lenguaje “muy seco”, a pesar de que le devuelve toda su inversión inicial (1 talento). Si Jesús dice que la inactividad es mala? Si te lo creo. En otras palabras, dice que si no haces nada con tus talentos. Si los escondes en el suelo, estas decidiendo ser perezoso, malo e inútil.Tu supuestamente debes estar invirtiendo en lo que te han dado. No seas perezoso.
Además, una de las cosas implícitas del texto es el modo en que son reconocidos. Se les felicita por haber tenido la fe en invertir parte de sus talentos. Que hubiera sido si los hubieran reconocido por la forma en que obtuvieron los talentos, efectividad o la innovación. Pero la forma en que son reconocidos es por la fe, no por los resultados.
Se puede recalcar a través del lenguaje del texto que Jesús hubiera reconocido a uno de los primeros dos servidores aunque hubieran perdido su talento. Puesto que la fe reinaba en ellos. Jesús les entrego talentos y ellos lo invirtieron. La fe, implícitamente, es el camino al éxito en la vida.
La parabola de los talentos implica crear abundancia moviéndonos fuera del miedo. Si eres miedoso, irrespetuoso o engreído ,probablemente tus talentos estén dentro de la decadencia. Lo que te llevaría a la oscuridad , trazando tu “llorar y el rechinar de dientes”.
La elección es tuya.
 ©  Lázaro Quintanilla Salinas

Deja un comentario