Ganar el 1% del 100 que el 100% de 1

“Prefiero ganar el 1% del trabajo de 100 personas que tener el 100% de 1 persona.”- John Rockefeller, pioneros en el uso de monopolios de la industria del petróleo.

 

 

Como puedo optimizar mi forma de trabajar para obtener más dinero? Es una pregunta que quizás muchos emprendedores empezaran a cuestionarse, dado que cada vez se encuentra más difícil la competencia. Al graduarse de la universidad, están 3 tipos de personas: los herederos del negocio de papa, los asalariados y emprendedores. Si no haces ninguna de esas tres, probablemente estarás en dificultad para conseguir una buena calidad de vida. Ante el orgullo de saber que eres graduado con honores o de una universidad de alta calidad, primero hay que asentar nuestra cabeza en el presente y saber que está pasando en el mundo empresarial.

En el siglo XIX, las personas adineradas eran las que tenían terrenos, donde daban empleo a la gente de alrededor para que cosecharan en los cultivos y poder comercializar. Si yo me trasladara a esas épocas, quizás estaría cosechando tomates para poder sobrevivir, cosa que se veía con buenos ojos en esos tiempos.

En el siglo XX, se tenía que ir a trabajar a la fábrica para empezar a construir la riqueza y poder alimentar a la familia. Aquí es, donde nacen los grandes empresarios como Ford, Rockefeller, Graham, Jobs, Bill Gates, entre otros. Abren una industria para nutrir a un mercado necesitado. Un 80% de las empresas que se encuentran en la actualidad, constituyen este esquema de trabajo. Al salir de la universidad, la gente sale a buscar trabajo en las mejores empresas industriales y si pagan en dólares o euros mejor.

Sin embargo, hace pocos años se empezaron a visualizar las fracturas del sistema industrial. La población se vuelve mas consiente de la era industrial, donde el trabajador llega a un límite salario $ en base a tiempo y la empresa tiene que liquidarlo para acotar gastos y sobrevivir en el mercado. Y es ahí, donde la persona no tiene más remedio que empezar de nuevo en la cadena industrial. Siempre hago la analogía con una prostituta barata, ya que en ese momento cuando estas viejo y sabes que tu anterior trabajo era todo, la nueva empresa empieza a utilizar tu cuerpo y mente para su bien económico, mientras que tu estas decayendo anímicamente.

Lo asombroso de las últimas tres diferentes eras, es la correlación de una sola variable: el emprendedor. Si miras a detalle, en cualquiera hubo gente ingenua que aplico su conocimiento para salir un paso adelante a la demás gente, es decir, estar al mando de la tripulación. Si yo hubiera estado en el siglo XIX, una alternativa hubiera sido unirme con un dueño del terreno propenso a un clima lluvioso, donde repartiríamos las utilidades de las ventas de la cosecha. En otras palabras el pone el terreno, yo hago que la gente trabaje y ambos ganamos el porcentaje. Después en el siglo XX, empieza la sociedad científica a revelarse. Se empieza a diversificar el mercado, existen nuevos modelos de negocio para poder mejorar tu riqueza. En esta época, el emprendedor seria buscar a una persona científica que compruebe un modelo valido y yo hago operar el modelo con financiación o juntándote con una persona adinerada. En la actualidad, es más complejo, la era de la información corre a mil por hora. Tenemos que saber utilizarla de forma eficiente. Como emprendedor, tomaría el mismo modelo de la era industrial y le añadiría el factor facilitador. Es decir, ya la era industrial se ha encargado de hacer muchas de las cosas, ahora es poder resolver la facilidad al consumidor. Ejemplo, un carro es demasiado costoso, ya que pagas el carro, gasolina, limpieza y mantenimiento. Ahora, es buscar eliminar una de esas variables, como Tesla redujo el costo al implementar baterías eléctricas para su funcionamiento.

Existen dos tipos de negocios: los bits y los átomos. Uno soportado por la era de la información y otro por la era industrial.

Y para finalizar, sin lugar a duda para esto se requiere de un buen equipo. Tanto como en la era industrial como la de información, ambas requieren de gente capacitada e inteligente para poder implementar modelos y obtener ganancias. Una de las mejores frases que he escuchado es la de Rockefeller, “Prefiero ganar el 1% del trabajo de 100 personas que tener el 100% de 1 persona.”

1%

Engloba una parte estratégica para poder desarrollar tu empresa de una forma mas fácil. No nos comamos el mundo de una mordida, los negocios no son un par de zapatos listos para que los utilices, los negocios son complejos y requieren de tiempo inteligente. PIENSA LO QUE HACES!

Agosto 2015, © Lazaro Quintanilla Salinas

Deja un comentario