Etica de trabajo

“No hay sustituto de trabajo duro”- Thomas Edison, prolífico empresario que a pesar de fallos pudo lograr inventar una serie de dispositivos en la era moderna.
Comienzo con una frase escrita por uno de los grandes inventores de la historia de la humanidad. Edison fue una persona promedio en su etapa académica, sin embargo siempre se distinguió por seguir sus objetivos. Tuvo miles de fracasos que jamás los desilusionaron, hasta que el éxito le llego en sus manos. Pienso que el trabajo duro se empieza a reconocer como éxito durante aquellos años, pero porque en la actualidad algunas personas ven la palabra trabajo duro como una palabra “sucia”. Cada vez, vemos mayor cantidad de desempleados en ciertas poblaciones latinas.
 La cuestión es que la gente tiende a hilvanar la trabajo desafiante con dolor e inconformidad. El trabajo tiene que ser necesariamente doloroso? claro que no, de echo una de las claves para ser exitosos es encontrar la satisfacción de ir a trabajar y gustar el trabajo duro. Si podemos lograr seleccionar un trabajo retador, tendremos mayor capacidad de desarrollar los músculos internos, una mejor conciencia y por supuesto que pueda lograr pagarte mejor.
Si nos datamos en los primeros siglos, se hubiera pensado que la naturaleza humana tendería a ser menos trabajadora como en ese entonces. Si tomáramos tal actitud, no tendríamos la suficiente capacidad de desarrollo personal. Debemos tomar los desafíos con gratitud que con miedo, como cualquier fisiculturista, se tiene que enamorar del dolor de hacer 100 repeticiones de levantamiento de pesas dado que hacerlo le llevara al desarrollo de masa muscular. Entonces es valido para ambos como la de construir músculo y construir desarrollo.
Todo impacta en la cuestión de realidades.
Levantarme a las 5am, es lo que la minoría ve como un grande oportunidad. Recientemente, me he puesto a leer las biografías de grandes pensadores y la mayoría de ellos tienen un mismo común denominador que es la cantidad de sueño ejercido. La mayoría duerme entre 4 a 5 horas por día, la cual le da un amplio margen de tiempo para poder distribuir las tareas del día o leer cualquiera de sus preferencias antes de su trabajo laboral.
Yo creo que desde ahí radica el pensamiento de la ética de trabajo. Saber que tengo la oportunidad de tener mas tiempo para ejecutar mis actividades predilectas es algo que satisface a la persona. Me explico, una persona que trabaja en una x industria. Se levanta ,va a trabajar y tiene sus 6 horas disponibles al final del día. La mayoría no hace nada dentro de esas 6 horas, llegan tan cansados que no les da para desarrollar a otra actividad. Y es por eso que el trabajo laboral es mal visto en la comunidad en la que pertenezco, los empleados van a trabajar con la finalidad de obtener cierta capital no para disfrutar su tiempo. Y es ahí donde decrementa la productividad de la persona.
Por lo que hay que buscar alternativas para mejorar el mejor uso del tiempo, específicamente del trabajo. Te pongo mi ejemplo, yo no puedo levantarme en 5 horas pero si en 6 horas de sueño. Primeramente, trabajo el conocimiento económico, veo los mercados y las noticias que influyan para saber en que puedo invertir si es que existe una bonanza económica. Tengo 1 hora para saber la situación, después me voy al trabajo para pasar 10 horas desarrollando el conocimiento ingenieril, la cual usando el apalancamiento tecnológico puedo también observar desde el smartphone como va el mercado. Y al final me quedan 6 horas para destinarlas al conocimiento de influir. Mi día carga tres diferentes conocimientos, la cual lo hace mas apetecible a vivir. Si te fijas todo el día estoy trabajando, pero la pasión que ejerce el desarrollo de cada uno de los conocimientos me lleva a descubrir mas sin saber que estoy “trabajando”.
 Simplemente, es otro modo de ver las cosas. Si queremos cambiar a un grupo, sociedad o nación; tenemos que “trabajar” mas que ellos.
 Marzo 2015, © Lázaro Quintanilla Salinas

Deja un comentario